in , ,

Rockwool y su compromiso con el mediambiente

 El  5 de junio  se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. Durante los últimos años, el tema medioambiental supone una importante preocupación para la sociedad, ya que puede avivar problemas como el cambio climático o el efecto invernadero, entre otros. Rockwool, líder en soluciones constructivas con lana de roca, trabaja desde sus inicios por un desarrollo sostenible que garantice el cuidado medioambiental.

Este día es promovido desde 1973 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente con el fin de sensibilizar a la población sobre la necesidad de cuidar el entorno. Para ello, es imprescindible que ciudadanos e instituciones fomenten un cambio de actitud y medidas que frenen el cambio climático.

Este año el país anfitrión de la celebración fué  la India. El lema escogido es “Bosques: La naturaleza a su servicio”, con el objetivo de aumentar los esfuerzos de recuperación y conservación de las masas arbóreas mundiales.

Construcción sostenible para el cuidado medioambiental
El sector de la construcción juega uno de los papeles más importantes en esta lucha por el desarrollo sostenible. Por ejemplo, en la UE el 40% del consumo energético está causado por las viviendas. Por ese motivo, arquitectos y empresas dedicadas a la construcción deben buscar recursos que conlleven a una construcción sostenible. Uno de esos recursos puede ser la arquitectura bioclimática, con energías renovables, o el uso de aislantes que reduzcan la necesidad de aparatos eléctricos en el hogar.

Además, se debe garantizar la durabilidad de los materiales, procurando que tengan una larga vida útil y un coste mínimo de mantenimiento. De ser así, un aislamiento térmico en viviendas podría ahorrar hasta un 80% de energía y emisiones de CO2 a la atmósfera, en comparación con el consumo que realizaría un edificio sin aislamiento. En la factura económica, esto se traduce en prácticamente un 30% menos, respecto de las que no usan aislamiento.

Desde sus inicios, el Grupo Rockwool trabaja incesantemente por realizar su labor de manera que sea lo menos perjudicial posible para el entorno. La empresa posee una política medioambiental de estricto cumplimiento que garantiza la preservación del Medio Ambiente, en todas sus actividades.

Rockwool protege al medio ambiente del impacto de los edificios y crea soluciones que protegen a las personas y edificios del entorno.  Su fin es amparar a las personas del frío, el calor, el riesgo de incendio y el ruido ambiental y a los edificios los protege con soluciones duraderas.

Asimismo, el aislamiento ROCKWOOL, minimiza la energía que un edificio gasta en calefacción y refrigeración. De esta forma, reduce la huella de carbono del edificio y contribuye a frenar las emisiones de CO2 y otros gases a la atmósfera. De este modo, protege al medio ambiente del impacto de los edificios.

Los proyectos demostrativos Rockwool confirman el ahorro: Planoles, Caparroso y Sotavento.
Rockwool se implica en proyectos demostrativos que confirman que el aislamiento utilizado en obra nueva o en rehabilitación es una de las medidas más eficaces para potenciar la eficiencia energética y combatir el calentamiento global.

La lana de roca permite reducir el uso de aparatos eléctricos en los edificios (como por ejemplo aire acondicionado o calefacción), con lo que se consigue ahorrar energía y, por consiguiente, ahorrar en la emisión de gases contaminantes a la atmósfera. De hecho, está demostrado que la lana de roca puede ahorrar, durante toda su vida útil, 100 veces más energía de aquella que se consume y se emite durante su producción.

Lana de roca, eficiencia energética y eficacia protectora
La lana de roca tiene 4 ventajas en 1 solo producto: aislamiento térmico (tanto del frío como del calor, mejorando el ambiente interior), protección contra el ruido (aísla y absorbe el ruido, proporcionando confort acústico) protección contra el fuego (el punto de fusión de la roca es de 1.200ºC, lo que hace que la lana de roca sea resistente al fuego: incombustible A1). Además, se le suma una alta durabilidad (gracias a su resistencia al agua y a la humedad).

Por ello, se puede afirmar que la lana de roca es un material que, además de ser eficiente enérgicamente y ayudar al desarrollo sostenible de los edificios, es totalmente eficaz para la protección de los mismos.

Para contactar : www.rockwool.es

Aislamiento térmico exterior con lana mineral

Rehabilitar y ahorrar energía con Rhonatherm de Pinturas Isaval S.L.