in

Aislamiento Térmico. Definiciones y valores.

Según la normativa aceptada internacionalmente, un material se considera aislante térmico si cumple dos características:

1)  Un coeficiente de conductividad térmica (representado por la letra griega ?, lambda) menor de 0,6 W (m.K).
2)  Una resistencia térmica (R) superior a 0,5 m2·K/W.

 

Definiciones y valores para medir el aislamiento térmico

El coeficiente lambda ?

Indica la capacidad para transmitir el calor y representa la facilidad con que lo conduce. Un material será mejor aislante cuanto menor sea ese coeficiente.

La unidad empleada para la conductividad térmica es el W/(m·K) (Vatio por metro y grado). Para los materiales aislantes se suele utilizar el submúltiplo mW/(m·K) (mili vatio por metro y grado) para evitar valores muy pequeños.

La resistencia térmica “R”

Se obtiene al dividir el espesor en m de un material por su lambda. A mayor resistencia térmica, mejor aislamiento. Para conocer la resistencia térmica total de un cerramiento, se suman las diferentes resistencias parciales de cada material que forme parte de ese cerramiento, se le añade la resistencia superficial (aproximadamente 0,2) y la suma nos da la Resistencia total “R”. Se emplea como unidad R:  m2·K/W (metro cuadrado grado por Vatio)

El coeficiente de transmisión “U”

El aislamiento total de un elemento separador (paredes, forjados, etc) se valoran con el coeficiente de transmisión “U”, que es la inversa de R; U= 1/R. (A este coeficiente “U” también se le conoce por “K”). Una U alta indica un mal aislamiento. Unidades para U: W/m2·K (Vatio por metro cuadrado y grado)

La legislación define los valores de aislamiento mínimos a dotar a los edificios en función de varias consideraciones, como su el uso al que se destinan, su factor de forma,  la zona climática y eólica, en que se encuentren y algún otro.

Calorifugación

Las instalaciones como depósitos o tuberías que contengan o transporten fluidos a temperaturas altas o bajas respecto al ambiente, deben ser dotadas de materiales aislantes para evitar su mal funcionamiento, el derroche de energía, las condensaciones o el peligro de quemaduras por contacto. A esta especialidad del aislamiento se la denomina “calorifugación”.

 

2 Comments

    Aislar una pared con lana de roca