permalink

1

Impermeabilización de cubiertas

¿Cuáles son las diferentes soluciones existentes para la impermeabilización de cubierta plana? ¿Qué especificidades y ventajas presenta cada una -diferentes usos, forma de instalación, etc.-? .Existen dos tres grandes sistemas de impermeabilización: los sistemas bituminosos (láminas asfálticas) y los sistemas sintéticos (principalmente láminas de PVC plastificado).  La ventaja de utilizar sistemas bituminosos es su gran versatilidad y variedad de posibilidades. Se pueden utilizar sistemas monocapa (una sola lámina) y sistemas multicapa (varias capas), con espesores de impermeabilización desde 4 kg/m2 hasta 8 kg/m2 (y aún superiores).

En función del tipo de estructura, del tipo de cubierta y de las cargas a la que esté sometida (peatonal, vehículos, etc…) se pueden combinar diferentes tipos de láminas que nos proporcionen las exigencias requeridas (resistencia, durabilidad, etc…). Son productos fácilmente instalables.  La ventaja de utilizar sistemas sintéticos con láminas de PVC plastificado es su rapidez de ejecución. Como contrapartida cuentan con bajo espesor (1,2-1,5 mm) y la mayor dificultad de aplicación.

¿Qué elementos componen el sistema completo de impermeabilización en cubierta plana? ¿Cuál es el procedimiento adecuado para una correcta instalación: tareas previas, aplicación…?  La cubierta consta de un material de pendiente, membrana impermeabilizante, láminas auxiliares, aislamiento térmico y la protección.

El material de pendiente se coloca encima de la estructura y tiene como objetivo conducir las aguas a los sumideros. La normativa española (Código Técnico de la Edificación) establece la necesidad de disponer pendiente de al menos un 1% en toda cubierta. La posibilidad de no disponer pendientes tiene que estar avalado por algún Documento de Idoneidad Técnico. 

Danosa acaba de obtener los DIT nº 550/10 “Esterdan pendiente cero” (láminas asfálticas) y 551/10 “Danopol pendiente cero” (láminas sintéticas de PVC plastificado) emitidos por el Instituto Eduardo Torroja para la Construcción  permitiendo el uso de las láminas asfálticas y de PVC plastificado de Danosa en cubiertas sin pendiente.
La membrana impermeabilizante tiene la función de evitar la entrada de agua en nuestro edificio. 

Las láminas auxiliares tienen distintas funciones: separadora (separar distintas capas), drenantes (evacuar el agua), filtrante (permitir el paso del agua pero no otros elementos) y antipunzonantes (proteger la impermeabilización).
El aislamiento térmico tiene por objeto aportar la eficiencia energética adecuada al edificio.

La protección tiene por objeto proteger la impermeabilización de los agentes atmosféricos (excepto en el caso de impermeabilizaciones autoprotegidas, en donde no es necesario) y permitir la utilización de la cubierta para el uso al que esté diseñada (transitable, no transitable, ajardinada). Esta protección puede ser un pavimento, una capa de grava, tierra vegetal, etc… Danosa ha sacado al mercado Danolosa, una baldosa aislante y filtrante destinada a las cubiertas de uso peatonal privado.

La correcta aplicación dependerá del sistema a utilizar (lámina bituminosa o de PVC plastificado) así como del tipo de cubierta (transitable, no transitable, ajardinada). De forma general podemos hacer las siguientes anotaciones, anotaciones que aparecen en los DIT antes mencionados.

- El soporte de la impermeabilización deberá ser resistente, uniforme, lisa, estar limpio, seco y carecer de cuerpos extraños.
- No deben realizarse trabajos de impermeabilización cuando las condiciones climatológicas puedan resultar perjudiciales, en particular cuando esté nevando o haya nieve o hielo sobre la cubierta, cuando llueva o la cubierta esté mojada.
- Los solapes de las láminas se han de soldar, y tendrán una dimensión determinada tanto en el sentido longitudinal como en el transversal, en función del tipo de material utlizado.
- Se deberá prestar especial atención a la ejecución de los puntos singulares, como pueden ser petos (encuentros con elementos verticales y emergentes), desagües, juntas de dilatación, etc…

¿Cuáles son los errores más frecuentes cometidos en su instalación o en qué aspectos hay que tener especial cuidado? (temperatura y climatología en la ejecución, burbujas, puntos singulares…)
No seguir las consideraciones antes comentadas, además de no utilizar los productos adecuados en función del tipo de cubierta (transitable, no transitable o ajardinada).

La Cubierta Ecológica.
¿En qué consiste una cubierta ecológica y cuáles son los diferentes tipos existentes de cubierta ecológica (extensiva, intensiva…)? ¿Qué características la definen? ¿Cuáles son sus principales ventajas frente a las cubierta plana convencional? (impermeabilización, aislamiento térmico, amortiguación del ruido…)

Existen dos tipos de cubierta ajardinada. La cubierta ajardinada tradicional o cubierta ajardinada intensiva y la cubierta ajardinada extensiva o cubierta ecológica. En la cubierta ajardinada tradicional o cubierta ajardinada intensiva se dispone un tipo de vegetación que requiere un determinado mantenimiento en función del tipo de plantación. Las plantas que se pueden utilizar en este tipo de cubiertas son desde plantas herbáceas y plantas arbustivas hasta árboles, pero con precauciones en este último caso.

Son plantas que pueden tener unas altas exigencias de riego y mantenimiento y que además pueden disponer de un tejido radicular (raíces) de cierta magnitud que pueden provocar daños en el sistema constructivo, caso de árboles de gran porte.

En la cubierta ajardinada extensiva o cubierta ecológica se dispone un tipo de vegetación que requiere un mínimo mantenimiento. Las plantas que se suelen utilizar en este tipo de cubiertas son plantas suculentas. Este tipo de plantas requieren un mínimo mantenimiento y además disponen de un tejido radicular poco agresivo.

La sustitución de las superficies duras del entorno urbano y su sustitución por superficies ajardinadas, aporta grandes beneficios al entorno de la ciudad. Los principales son.
- Influir positivamente sobre el microclima urbano, reteniendo la humedad y soltándola al ambiente de forma gradual. – Filtrar el aire, al depositarse los materiales pesados en las plantas y en el sustrato.
- Amortiguar el ruido ambiental de las ciudades.
- Devolver el agua de las precipitaciones a su ciclo natural.

Además se aportan distintas ventajas al edificio:
- Se mejora el aislamiento térmico de la cubierta.
- Se mejora el aislamiento acústico.
- Se mejora el aspecto estético de la cubierta.

Las ventajas de la cubierta extensiva (ecológica) sobre la intensiva (tradicional) se deducen de lo anterior. En primer lugar requieren poco mantenimiento en el caso de utilizarse plantas crasas, bajo requerimientos de consumo de agua. En segundo lugar requieren unos sustratos vegetales de poco porte, con espesores inferiores a 15 cm y pesos inferiores a los 150 kg, lo que supone reducir las sobrecargas a los que se ve sometida nuestra estructura. En tercer lugar son plantas con tejidos radiculares con poco agresivos con nuestra construcción.

La cubierta ecológica o cubierta extensiva es una variedad de cubierta ajardinada en donde se cultiva un tipo de vegetación con unos requerimientos de mantenimiento muy bajos. Se utilizan plantas de muy poco porte y muy resistentes. Esto conlleva capas de de sustrato vegetal no superior es a los 15 cm y pesos totales inferiores a los 150 kg/m2. Las principales características son poco peso, poco espesor y poco mantenimiento.

 ¿Qué elementos componen el sistema de cubierta ecológica (capa impermeabilizante, drenaje, filtrado, sustrato…)? ¿Qué cuidados requiere? ¿Qué hay que tener en cuenta al instalarla? (especies autóctonas, clima…)  ¿Y qué se debe considerar si se coloca en un edificio ya construido?

Una cubierta ajardinada consta de una impermeabilización especialmente diseñada para resistir la acción agresiva de las raíces, un sistema de retención del agua que luego va a utilizar la vegetación, el sustrato vegetal y las plantas. En función de la zona donde se ubique la cubierta (pluviometría, temperaturas en invierno y verano, etc…), puede ser necesario disponer un aislamiento térmico y una capa drenante.

La impermeabilización debe estar específicamente diseñada para resistir las posibles agresiones de las raíces. En el caso de utilizar como impermeabilización una membrana bituminosa, se utilizan  láminas de la gama Esterdan Jardín. En el caso de utilizar como impermeabilización una membrana sintética de PVC, se utilizan  láminas de la gama Danopol FV.

En el caso de la cubierta ajardinada intensiva encima de la impermeabilización se dispone el sistema de drenaje. El sistema de drenaje tiene como misión evacuar rápidamente el agua hacia los sumideros. De esta forma se evitan encharcamientos de agua que ocasionen la pudrición de la vegetación, y separar el tejido radicular de las plantas de la impermeabilización, aumentando la protección a la misma.

Tradicionalmente se han realizado los drenajes mediante una capa geotextil antipunzonante colocada encima de la impermeabilización,  una capa de grava de al menos 20 cm, y una capa geotextil filtrante para evitar el paso de los finos de la tierra a esta capa de grava. En este caso los geotextiles son de poliéster de la gama Danofelt PY. Actualmente, para disminuir el peso y la altura de la cubierta, el drenaje antes comentado se sustituye por láminas drenantes, de menor peso y poco espesor, pero con alta capacidad de drenaje.

La lámina drenante utilizada es el Danodren Jardín. Es en una lámina de polietileno de alta densidad de color verde que dispone de unos nódulos de 7 mm de altura. A esto nódulo, por termofusión se adhiere un filetro geotextil, que hace la misión de filtración.

En el caso de la cubierta ajardinada extensiva encima de la impermeabilización se dispone el sistema de retención. El sistema de retención del agua tiene como misión captar y retener el agua que luego va a utilizar la vegetación. Consta de una capa retenedora y de una capa filtrante. La capa retenedora Danodren G-20, en una lámina que dispone de unos nódulos de 20 mm de altura.

 Es en estos nódulos en donde se acumula el agua. Además, esta lámina tiene una serie de perforaciones para permitir la evacuación del agua sobrante. Encima de esta capa retenedora se dispone una capa filtrante, mediante geotextil de poliéster de la gama Danofelt PY.

En el caso de la cubierta ajardinada intensiva el sustrato tendrá u espesor y unas carácter´siticas que dependerán del tipo de vegetación proyectada.

En el caso de cubierta ajardinada extensiva, el sustrato vegetal consta de dos capas. En primer lugar tierra vegetal seleccionada (Sustrato Ecoter) y después una capa de roca volcánica. Posteriormente se plantan las variedades vegetales elegidas (Sédum).

Tal como se ha comentado antes, en función de la climatología puede ser necesario disponer algún tipo de aislamiento y/o de capa drenante. El aislamiento térmico tiene la misión de limitar la variación de temperaturas y se determina según el DB HE del Código Técnico de la Edificación. La capa drenante tiene la misión de eliminar el agua en aquellos casos en que se puedan prever altos niveles puntuales de precipitación.

La vegetación habrá que adaptarla a las particularidades de la zona. En función de la zona en donde nos encontremos existirán variedades autóctonas que se adecuen mejor a las exigencias de la cubierta. La vegetación habrá que plantarla en épocas adecuadas, evitando meses de mucho frío o mucho calor.

Un importante factor a tener en cuenta es la posibilidad establecer algún tipo de riego automático, tanto en cubiertas intensivas como extensivas. Tradicionalmente las cubiertas extensivas se consideran de mantenimiento prácticamente nulo. Sin embargo en previsión de posibles periodos de tiempo sin la existencia de precipitaciones añadido a altas temperaturas, climatología típica de muchas zonas de nuestro país, hace recomendable su uso.

¿En qué edificios se puede puede instalar? ¿Y en qué construcciones está teniendo una mejor acogida? (viviendas unifamiliares, grandes edificios, equipamientos comunitarios…) ¿Qué importancia tienen en este sentido los edificios singulares, como museos, instituciones, etc.?

Si hablamos tanto de cubierta ajardinada tradicional (intensiva) o ecológica (extensiva) no existe limitación en cuanto a su uso. Se puede utilizar en cubiertas de edificios de viviendas, oficinas, aeropuertos, museos, centros comerciales, hospitales, etc…

Teniendo en cuenta el poco espesor de sustrato, quizá la cubierta extensiva (ecológica) está más pensada para ser utilizada en las cubiertas superiores del edificio, y no tanto en las zonas de planta baja. Quizá a fecha de hoy se esté utilizando más en edificios de uso público que en edificios de viviendas.

Actualmente las cubiertas ajardinadas, tanto intensivas (tradicionales), como extensivas (ecológicas), se están proyectando en edificios singulares. Obras importantes en este sentido son el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Madrid Barajas, o la nueva sede de Telefónica en Sanchinarro (Madrid).

Además de sus ventajas funcionales, ¿qué aportan en el aspecto estético estas soluciones? (integración en entornos naturales, edificios más ‘amigables’? Es evidente que se aumenta el atractivo del edifico, al sustituirse los pavimentos por una cubierta vegetal. Es decir, pasamos de tener superficie dura a una cubierta vegetal.

¿En qué punto de implantación nos hallamos frente a los países vecinos? La cubierta ajardinada ecológica (extensiva) se viene utilizando en España desde mediados de los años 90.

Los primeros países que empezaron a desarrollar este tipo de cubiertas fueron los países del norte y del centro de Europa.  Actualmente España se puede considerar como un país con grandes iniciativas a este respecto, y con proyectos interesantes ejecutados y en ejecución.

Como está el mercado en España
Tanto en el caso de la impermeabilización como de las cubiertas ecológicas, ¿cómo está respondiendo el mercado ante la crisis económica? ¿Qué papel está teniendo la rehabilitación y reforma en un momento en el que la nueva construcción se ha estancado? ¿Cómo se ha modificado la relación de fuerzas de ambas partidas -reforma frente a nueva construcción-?

Es evidente que la situación económica actual se está transmitiendo al mercado. Indudablemente la rehabilitación y la reforma es un campo en el que hay que incidir en los próximos años. Aspectos a considerar es la viabilidad de esta solución en función del tipo del edifico en el que estemos actuando. No es lo mismo que se actúe sobre un edificio de viviendas, que en un edificio de uso público.

Estamos hablando de soluciones que afectan a elementos estructurales y/o elementos constructivos. No obstante, al tener poco peso y poco espesor, es una solución que puede sustituir a cubiertas existentes sin que este cambio suponga grandes dificultades constructivas.

¿Qué apoyos están llegado -si es que lo están haciendo- desde las administraciones que afecten a impermeabilización y cubierta ecológica? ¿Y se está dando algún tipo de apoyo a la instalación de soluciones de cubierta ecológica? ¿Creen que se debería promover un mayor apoyo desde estas instancias? (normativa, incentivos para su colocación -desgravaciones fiscales, subvenciones-, etc.)

Las distintas administraciones debieran incidir y apoyar este tipo de actuaciones. Indudablemente cualquier actuación que favorezca el desarrollo de este tipo de cubierta es interesante. En este sentido cualquier acción por parte de las distintas administraciones facilitaría el desarrollo de este tipo de cubierta.

Normativa
¿Cuál es la principal normativa que regula la impermeabilización de cubiertas? ¿Y la referente a la instalación de cubiertas ecológicas?

El Documento Básico del Código Técnico de la Edificación DB HS1 Salubridad. Protección frente a la humedad es el que regula todo lo referente a la impermeabilización de cubiertas. Este documento se ve complementado por el Catálogo de Elementos Constructivos del Instituto Eduardo Torroja para la Construcción, Documento reconocido del Código Técnico de la Edificación.

Los Documento de Idoneidad Técnico obtenidos por Danosa, DIT nº 550/10 “Esterdan pendiente cero” (láminas asfálticas) y 551/10 “Danopol pendiente cero” (láminas sintéticas de PVC plastificado) emitidos por el Instituto Eduardo Torroja para la Construcción  desarrollan los sistemas de impermeabilización de cubiertas transitables (privadas y públicas), no transitables y ajardinadas (intensivas y extensivas) definiendo los distintos componentes en función del uso de la cubierta.

Con respecto a la cubierta ajardinada (intensiva o extensiva) no existe ninguna normativa de obligado cumplimiento que haga referencia a esta tipología de cubierta. Hay referencias a este tipo de cubierta en el Catálogo de Elementos Constructivos y en el DB HS1. Existe, eso sí, una Norma Tecnológica (norma consultiva) que habla de este tipo de cubierta, describiendo de forma pormenorizada las exigencias de los diferentes elementos integrantes de este tipo de cubierta.

 Artículo escrito por : Alvaro Glez-Posada    Jefe Departamento Impermeabilización Danosa

Enlace : www.danosa.com

1 Comment