permalink

off

Ayudas para rehabilitar viviendas

Cuando un propietario se plantea la posibilidad de efectuar una rehabilitación en su vivienda, la primera pregunta que se formula es cómo hacer frente a la financiación de las obras y si existe alguna ayuda económica por parte de la Administración.

Con el fin de recabar información sobre ayudas económicas para este fin, lo más conveniente es ponerse en contacto con el departamento de vivienda de la comunidad autónoma donde esté ubicada la vivienda e informarse allí de las ayudas existentes, así como de la cuantía de las mismas.

Se recomienda también ponerse en contacto con el área de vivienda del ayuntamiento de cada localidad, donde nos informarán si nuestra vivienda está situada en algún área de rehabilitación preferente, si existen ayudas, y también sobre todo lo referente a los permisos municipales necesarios para ejecutar una rehabilitación en nuestro domicilio.

El Ministerio de Fomento es el responsable de todo lo relacionado con la vivienda en España a través del Plan de Vivienda 2002-2005, que actúa como referente en este campo.
Ahora bien, la competencia en esta materia la ejercen las comunidades autónomas, puesto que el Gobierno no puede promover directamente la construcción, rehabilitación o urbanización del suelo.

La asunción autonómica de las competencias exclusivas en materia de vivienda ha posibilitado el desarrollo legislativo en lo referente a urbanismo y vivienda. Las diferentes fases administrativas son diseñadas por las comunidades autónomas y toda la documentación se debe presentar ante el órgano competente de cada comunidad.

 Ahora bien, no existen criterios homogéneos entre las diferentes administraciones territoriales. Así, las autonomías que no han desarrollado normativa sobre suelo, urbanismo, etc. se coordinan a través del Plan de Vivienda del Gobierno. En el caso de la rehabilitación es fácil encontrar diferentes baremos para acceder a las ayudas en las diferentes comunidades.

Los ayuntamientos de las principales ciudades españolas han creado sociedades urbanísticas (Madrid, Zaragoza, Bilbao, etc.) que se ocupan del control y gestión de estas obras si la vivienda está situada dentro de sus municipios. Su campo de acción son los cascos históricos de las ciudades y otras zonas caracterizadas por ser áreas degradadas. Estas sociedades tramitan y conceden ayudas municipales y, en muchos casos, actúan como ventanilla única a la hora de entregar documentación, solicitudes, etc.

Para optar a las ayudas que ofrece la administración el propietario de la vivienda debe tener en su poder un certificado de rehabilitación expedido por la comunidad autónoma.
Este documento convierte a las obras realizadas en actuación protegida por parte de la Administración. Sólo ese status nos permitirá obtener ayudas directas, financiación privilegiada, o desgravaciones en nuestra declaración de la renta.

Las diferentes administraciones únicamente consideran rehabilitación de vivienda a las obras que se encaminan hacia la adecuación de habitabilidad de una vivienda, en concreto:

Aquellas que proporcionen condiciones mínimas respecto a su superficie útil y ampliación de espacio habitable, nueva distribución interior, instalaciones de agua, electricidad y, en su caso, de gas, ventilación, iluminación natural y aireación, aislamiento térmico y acústico, servicios higiénicos e instalaciones de cocina u otros servicios de carácter general.
Obras de adecuación que posibiliten en las viviendas ahorro de consumo energético o que permitan la adaptación a la normativa vigente en materia de agua, gas, electricidad, protección contra incendios o saneamiento.
Las obras que tengan por finalidad la supresión de barreras arquitectónicas a las personas con discapacidad.

Enlace : www.consumer.es/web/es/vivienda/comunidades_vecinos_y_legislacion/2003/04/15/60316.php?page=2
 

Comments are closed.